Excite

Arturo es expulsado por la audiencia e Indhira le planta cara en plató

La de ayer fue una de las noches más tensas al mando de Mercedes Milá. Cada vez se va cerrando más el círculo de concursantes y las posibilidades de hacerse con el tan ansiado maletín las barajan muy pocas manos. El final de la undécima edición de Gran Hermano está a la vuelta de la esquina y la audiencia, como siempre, no perdona. Y es que ayer fue expulsado Arturo y el plató de Telecinco se convirtió en una olla de grillos, reproches y acusaciones. El chasco que se llevó el vasco al abandonar Guadalix fue in crescendo a lo largo de toda una noche en la que tuvo que vérselas, cara a cara, con Indhira.

El encuentro más esperado de este último mes no pasó desapercibido. Mercedes Milá, muy molesta por el comportamiento de la hermana de Arturo, que nada más entrar en plató le dijo claramente ‘Milá no te puede ni ver’ e ‘Indhira es lo peor que hay en toda la casa’, se las vio y se las deseó para ser lo más justa posible durante la entrevista al expulsado de Arturo. Una de las más intensas de todas las que han pasado por las manos de la presentadora y en la que el fecundador, más allá de sus tres conquistas dentro de la casa, aseguró que también ‘hay un Arturo enamoradizo y que ha sufrido’. Sin embargo, bajo la atenta mirada de Milá y algo más ruborizado que de costumbre por sus escenitas sexuales, el vasco no dudó en decir que Tatiana, que lloraba desconsoladamente en Guadalix, no estaba enamorada de él.

Sus declaraciones no dejaron a Indhira indiferente, que vertió toda su bilis sobre el vasco y le acusó, a sabiendas de sus sentimientos, de haberla utilizado en todo momento. Pero las palabras de la malagueña también recayeron sobre la tercera en discordia, Carol, que se embutió en una acalorada discusión con Indhira. El expulsado de Arturo, lejos de querer solventarla, volvió a reírse sarcásticamente ante la sacada de uñas de sus conquistas. Tiempo no le faltó para confesarlo: ‘Soy un cromañón y un machista, pero soy auténtico’.

Ajenos a todo este revuelo, Saray y Gerardo, pletórico por la expulsión de Arturo, han vivido una de sus semanas más apasionadas dentro del concurso. Ambos fueron elegidos para realizar el intercambio a Italia y los dos concursantes, lejos de la madre y de la suegra, han dado rienda suelta a su imaginación bajo las sábanas. El edredoning de Saray y Gerardo parece haber hechizado a los dos concursantes, que ya hablan de sentimientos y de amor. Por el momento, la nueva pareja de Gran Hermano 11 se libra de la expulsión, ya que los nominados son Tatiana, Ángel y Pilarita. A ver cómo le explica Saray a su madre que Gerardo y ella han tenido algo más que buenas palabras.

La entrevista a Arturo

El edredoning de Gerardo y Saray

Imagen: telecinco.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017