Excite

Cantantes arrepentidos donan el dinero pagado por Gadafi por conciertos privados

Parece que los cables filtrados por Wikileaks siguen desgranando información, la última novedad ha sido el descubrimiento de importantes cantantes, como Beyoncé o Mariah Carey que han actuado en fiestas privadas para la familia Gadafi, creándose tal situación, que otros músicos, como Nelly Furtado, han confesado que también actuaron para el dictador libio. La mayoría ha declarado que donará el dinero, sin embargo las fiestas privadas siguen siendo una práctica común en el mundo de la música.

Según Wikileaks, se ha podido saber que Mariah Carey cobró un millón de dólares por cantar cuatro canciones en la fiesta de fin de año del clan Gadafi en el 2008, la misma cantidad que cobraron otros cantantes como Beyoncé o Usher, que hicieron lo propio en la fiesta en el Caribe para la nochevieja del 2009 que dio Muatassim al Gadafi, hijo del dictador. Tras estas informaciones, la cantante canadiense Nelly Furtado reconoció que actuó para la familia Gadafi en un hotel en Italia en el año 2007, cobrando también un millón de dólares por una actuación de 45 minutos.

De momento, la maquinaria de relaciones públicas ha comenzado a funcionar y diversos cantantes ya han anunciado que donarán el dinero pagado por Gadafi. Este es el caso de Beyoncé , cuyo agente ha declarado que donará el dinero a Haití, o Nelly Furtado, que ha anunciado personalmente en su Twitter que donará el dinero a una causa benéfica. Caso contrario es el de la cantante Mariah Carey , quien aunque ha declarado que se siente fatal por actuar para un dictador, no ha dicho absolutamente nada sobre la posibilidad de donar el dinero.

Sin embargo, estos no son los únicos cantantes que han cobrado grandes cantidades de dinero por actuar en eventos privados, ya que al margen de este escándalo destapado por Wikileaks , Gadafi no es el único que paga por estos privilegios. Los grandes magnates del petróleo árabe y ruso no tienen problemas en tirar de cartera para pagarse algún capricho, caso de un grupo de millonarios de Dubai que pagaron 9,4 millones de dólares a Madonna por una pequeña actuación, o caso del multimillonario ruso Suleimán Kerimov, que se regaló para su cumpleaños una actuación de Shakira y Christina Aguilera, pagándole a cada una dos millones de dólares.

Así que podríamos decir que el caso levantado por Wikileaks sobre Gadafi , Beyoncé y Mariah Carey, uniéndose después otros artistas como Nelly Furtado , no es más que una muestra de algo perfectamente establecido, algo que al margen de las donaciones del dinero ya han criticado muchos otros cantantes que no quieren plegarse al capricho de dictadores o magnates del petroleo para cobrar con un dinero muchas veces manchado de sangre.

Imagen: dailymail.co.uk

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017