Excite

El secuestro y devolución del Goya de Albert Solé

Una de las estatuillas de los Goya de este año ha sido víctima de un secuestro. Concretamente nos referimos al Goya de Albert Solé, como mejor documental, que fue retirado del armario en el que se encontraba por un crítico de cine. El crítico, del que no se ha desvelado su identidad, responde a las iniciales K.N.T., y pidió a la salida de la fiesta del equipo de Los crímenes de Oxford que le dieran su abrigo y el Goya, y la encargada así lo hizo.

Este acto, que no fue premeditado, ha servido a su autor, que es un joven crítico de cine en paro, para protestar y reinvindicar en torno al cine en este país. Según K.N.T, está harto de que los premios y las subvenciones de cine siempre se los lleven los mismos. Asegura que el séptimo arte en España es malo, sectarismo y nepotista. El joven, que ronda los treinta años, ha querido dejar claro que en todo momento quiso devolverlo.

La forma en la que apareció el Goya robado fue también muy especial. K.N.T. llamó el lunes a la redacción del periódico El Mundo y dijo que tenía la estatuilla. Periodista y ladrón concretaron una cita en el Templo de Debod, en el centro de Madrid. Allí, tras algo más de una hora se hizo el traspaso. El crítico que se llevó la estatuilla, que sólo la tuvo algo menos de 24 horas en su posesión, declaró al periodista de El Mundo que entendía la desesperación de Albert Solé cuando fue a recoger el Goya y no lo encontró.

El secuestrador del Goya llegó hace años a Madrid para vivir del cine, que es su gran pasión. Las estatuillas que premian el cine en España son obra de José Luís Fernández desde el año 1987. Estos galardones son hechos artesanalmente por lo que ninguno es exactamente igual a otro. El primer Goya fue obra de Miguel Ortiz Berrocal, estas figuras eran más complejas y pesadas que las actuales.

Imagen: elmundo.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019