Excite

Jade Goody sale del hospital para despedirse

Sabe que tiene los días contados. Lo sabe desde hace 7 años. Lo sabemos todos. Cada día está más débil y ve que se le acerca el final. A pesar de ello Jade Goody, la ex-concursante del Gran Hermano británico, ha rogado a los médicos del Hospital Royal Mardsen, donde la han tratado el cáncer términal que sufre, que la dejen marcharse a casa. "Quiero morir en casa. Por favor, dejadme volver a casa" era su último ruego.

Finalmente los médicos le han dado el alta y Jade Goody, que ha estado en el ojo del huracán desde que saliera de la casa de Gran Hermano y sobre todo después de diagnosticársele el cáncer, ha marchado a casa para pasar sus últimos días con la familia.

A las afueras del hospital la esperaban los cámaras y fotógrafos para inmortalizar el momento. A pesar de su estado, Jade Goody ha atendido a la prensa junto a su marido que la acompañaba abandonando el hospital cogidos de la mano de su esposa.

Jade Goody ha mantenido pendiente a los medios de comunicación de medio mundo y sus audiencias tras decidir hacer su vida pública durante el transcurso de su enfermedad. Su único objetivo era asegurar el futuro económico de sus dos hijos. Algo que ha conseguido en los últimos tiempos a golpe de venta de exclusivas como su reciente matrimonio o su también reciente bautizo.

"Peleé y conseguí casarme, bautizarme, asegurarles un futuro a mis hijos. Creo que he conseguido más en 27 años que lo que muchos consiguen en toda su vida. Podría haberme dedicado a maldecir el hecho de que tengo que morir joven, pero no ha sido así y ahora, al final del camino, puedo mirar para atrás y sentirme orgullosa de mis actos", concluye. Es con sus hijos y con su marido que quiere pasar estos últimos días en su casa de Upshire en el Condado de Essex, al sur de Inglaterra.

Imagen: newsimg.bbc.co.uk

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018