Excite

Jafar Panahi, la gran ausencia de la Mostra de Venecia

Uno de los festivales de la gran pantalla más emblemáticos de Europa arranca hoy con una nueva edición cargada de futuros éxitos cinematográficos. La alfombra roja de la 67 edición de la Mostra de Venecia acoge a cientos de invitados que esta tarde se dan cita en la ceremonia de inauguración del concurso, protagonizada por la proyección de Black Swan, de Darren Aronofsky. Toda una pasarela de glamour que recoge a los mejores actores y directores del panorama internacional, entre los cuales se encuentra Álex de la Iglesia y su último trabajo, titulado Balada Triste de Trompeta.

Al certamen, presidido nada más y nada menos que por el juez Quentin Tarantino, también debía acudir el cineasta Jafar Panahi, ganador del León de Oro en el año 2000 por su excelente trabajo con El Círculo. El director estaba invitado a la 67 Mostra de Venecia para presentar hoy su corto El acordeón. Panahi fue detenido a finales de febrero y pasó 80 días en la cárcel, de la que salió a finales de mayo tras pagar una fianza de 160.000 euros. Pero desafortunadamente para los amantes del cine su talento se ha visto abordado por una gran ausencia, puesto que el Gobierno de Irán no le ha dado a Jafar Panahi el pasaporte para poder viajar a Italia y presentar su último trabajo.

Los nueve minutos de duración del corto de Jafar Panahi, la gran ausencia de la Mostra de Venecia 2010, están rodados en un bazar de Teherán, donde, fuera de toda protesta, el director hace una llamada a la reconciliación mediante la historia de dos niños que son asaltados y pierden su acordeón.

Imagen: indiewire.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017