Excite

Juan es el quinto expulsado de 'Gran Hermano 11'

La expulsión de Juan durante la gala 7 del programa ha propinado un gran salto mortal en Gran Hermano 11. Aunque en realidad el juego se va pareciendo un poco más a aquello que decía “de oca en oca y tiro porque me toca”. Y es que lo que no se esperaba nadie, aparte de Mercedes Milá, era que ninguno de los cinco nominados de ayer volviera a la casa 11 para encontrarse con sus compañeros, que todavía se estarán preguntando dónde los han metido y porqué no tuvieron ayer nominaciones. O llámalas carambolas. Aunque lo más probable es que Melanie sea la única cándida que todavía no se ha dado cuenta de dónde está, ya que es la última concursante que queda en la casa 11 de los antiguos ocupantes y también la única que no conoce el juego que se traen Saray, Hans, Ángel, Gerardo o Bolardo y, por fin, Laura.

Mercedes Milá fue liberando uno por uno a los próximos verdugos de la casa espía. Primero fue Arturo el que se libro de la expulsión y tuvo el privilegio de conocer la otra mansión de Gran Hermano 11, mientras las dos Carolinas y Laura veían desde el confesionario el ingreso furtivo de más concursantes. Progresivamente fueron entrando Tatiana, Toscano y, por último, Indhira, que no acababa de creerse muy bien lo que estaba pasando. La última misión de Juan, el expulsado de ayer, era escoger a Laura o a Carol para que una de las dos se convirtiera en verdadera concursante de Gran Hermano 11. Finalmente, y a suertes, fue Laura la afortunada, que por fin pudo reunirse con sus antiguos compañeros. Carol y Carolina volvieron a la casa espía para enseñar a sus nuevos compañeros los secretos de la misma. Ahora, ambas deberán esperar a la próxima gala, en la que Arturo, Indhira, Tatiana y Toscano decidirán cuál de las dos pasa definitivamente a la casa 11 y cuál de las dos se va del programa sin la oportunidad de concursar verdaderamente en Gran Hermano.

Juan, el último titiritero de la trama Nagore-Gonzalo, fue el quinto expulsado de Gran Hermano 11 y durante la entrevista con Mercedes Milá reconoció que “es muy difícil convivir con Arturo”. Y el chico, que acostumbra a ser bastante correcto excepto con lo de su obsesión por hacer pinitos y estrategias, no iba para nada desencaminado. Porque la semana de gritos y llantos que han protagonizado Arturo e Indhira ha sido para enmarcar. Su relación parece no cuajar dentro de la casa, quién sabe si podría hacerlo fuera, aunque Arturo tiene muy claro que él es pájaro al que no se le caza. La ruptura entre ambos parece algo irreparable, sobre todo después de que ésta haya desencadenado una lista de insultos infinita para sacarse de sus casillas mutuamente. Una ruptura de la que Carol, que ya ha empezado a tirarle fichas a Arturo durante su primera noche en la casa espía, podría aprovecharse.

Los nuevos espías de Gran Hermano 11

La ruptura de Arturo e Indhira

Imagen: gente5.telecinco.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019