Excite

Justin Bieber detenido pasa varias horas en una comisaría de Toronto por agresión

  • © Getty Images

Justin Bieber vuelve a hacer de las suyas, estando arrestado varias horas en una comisaría situada en el centro de Toronto. Todo comenzó el pasado 30 de diciembre, cuando el conductor de la limusina de Bieber le recogió a él y a 5 personas más en un club de la ciudad para llevarlos a un hotel. Al parecer, uno de los pasajeros tuvo una discusión con el conductor llegada a más, ya que éste, que en ese momento se encontraba trabajando, recibió varios golpes en la cabeza. En conductor no tuvo más remedio que parar el coche y llamar de inmediato a la policía.

Los hechos ocurrieron de madrugada y según parece fue Bieber quien decidió acudir voluntariamente ante la policía, siendo puesto en libertad al cabo de dos horas. Sin embargo, esto no se ha quedado en un simple incidente, pese a que su abogado Howard Weitzman niegue la mayor, ya que el cantante de 19 años tendrá que personarse frente al juez el día 10 de marzo. Y es que a este suceso habría que sumar otros tantos que han tenido lugar en un periodo corto de tiempo, algo que no tiene que sentar muy bien a los magistrados.

Recordemos que la semana pasada, el autor de Believe fue detenido por conducir en estado de embriaguez y bajo la influencia de sustancias tóxicas. Además, llevaba consigo un permiso de conducir que carecía de validez. En esa ocasión estuvo encarcelado hasta pagar una fianza de 2500 dólares. Por cierto que hemos sabido que Justin se ha declarado "no culpable" de estos cargos, aunque de nuevo tendrá que verse las caras con el juez el próximo 14 de febrero.

En enero, Bieber fue acusado de vandalismo por uno de sus vecinos y su residencia fue registrada por la policía, donde se produjo la detención de uno de sus amigos por llevar drogas consigo.

El revuelo causado por Bieber en la División 52 de policía en esta ocasión ha sido monumental. Algunos medios de comunicación y personas de a pie se presentaron en la comisaria esperando expectantes la entrada de Justin. Numerosos guardaespaldas y agentes de la policía tuvieron que hacer lo imposible para que aquello no se convirtiera en un verdadero caos.

FOTOGALERÍA: No te pierdas los montajes creados sobre las detenciones de Justin Bieber

No sabemos si todo este avivar intenso forma parte del marketing publicitario que sigue el joven para que su carrera siga en auge, o si todo forma parte de una rebeldía asociada a su edad que desaparecerá con el tiempo, pero lo que está claro es que el ídolo de masa juvenil debería frenar antes de que las 170000 firmas que respaldan una petición de deportación firmada recientemente por J.A., un ciudadano de Detroit, se conviertan en una petición concedida.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019