Excite

Los estudios Metro-Goldwyn-Mayer, próximamente en liquidación

En la cuerda floja. Así se encuentran las instalaciones de uno de los recintos cinematográficos más populares del mundo del séptimo arte. La bancarrota acecha a sus propietarios y, por el momento, ninguno de los compradores ha ofrecido los 4.000 millones de dólares que la productora necesita para solventar sus deudas. La liquidación de los estudios MGM está más cerca que nunca y con ella podrían ponerse a la venta muchas de las viejas perlas de la gran pantalla.

Por el momento, el conglomerado formado por Time Warner, Lions Gate Entertainment y Access Industries ha ofrecido alcanzar, como máximo, los 1.500 millones de dólares. Y lo cierto es que aunque la proposición es del todo indecente y en ningún caso cubriría los déficits de la compañía, el tiempo y la posible liquidación de los estudios MGM es lo que más presiona a sus particulares magnates. Principalmente porque la fecha límite para solventar las deudas, fijada por las entidades bancarias, concluye el próximo 31 de marzo.

Si finalmente las instalaciones cinematográficas no encontraran el comprador adecuado, sus dueños se verían en la obligación de vender los derechos de algunas producciones míticas como James Bond, Lo que el viento se llevó o Cantando bajo la lluvia. A la espera del destino final de los estudios Metro-Goldwyn-Mayer, la compañía mantendrá en marcha la grabación de The Hobbit, el que podría convertirse en su último rodaje.

Imagen: youtube.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017