Excite

Mickey Rourke, la historia de un tipo duro

Mickey Rourke se convirtió en todo un sex-symbol en los años 80, después de protagonizar películas de gran éxito como Nueve semanas y media, en la que compartía cartel con la exuberante Kim Basinger. Sin embargo, después de conocer el éxito inició una larga etapa de decadencia, en la que intentó dedicarse profesionalmente al boxeo, fue acusado de maltrato y tuvo presuntamente problemas con el alcohol y las drogas.

Mickey Rourke nació en un pueblecito del estado de Nueva York en 1956, aunque la fecha de su nacimiento no ha estado nunca del todo clara. Sin embargo, creció junto a su madre en Liberty City, Miami. Se formó como actor en el Actors Studio, y su primer papel fue en la comedia dirigida por Steven Spielberg 1941.

En los 80 llegaron éxitos como Fuego en el Cuerpo, Boogie, La ley de la calle, Manhattan Sur, Nueve semanas y media y El corazón del ángel, posiblemente su mejor papel interpretativo. En los 90, después de películas como Orquídea Salvaje, comenzaría un largo periodo de decadencia para Mickey Rourke, en el que se dedicó a su negocio de motocicletas y al boxeo.

En la actualidad Mickey Rourke parece prácticamente irreconocible, debido a la cantidad de operaciones de cirugía estética a las que ha tenido que someterse para reconstruir su rostro, maltrecho a causa del boxeo. A finales de los 90 consigue algunos papeles secundarios con esfuerzo, ya que su mal carácter hace que sea difícil trabajar con él.

De esta época son Legítima defensa, de Francis Ford Coppola y El juramento, dirigida por Sean Penn. En 2003 vuelve más en serio con papeles en El Mexicano o Once upon a time in Mexico, de Robert Rodríguez, y Man on fire o Domino, de Tony Scott. Es en 2005 cuando el propio Rodríguez le ofrece un interesante papel en Sin City, por el que obtuvo unas críticas bastante favorables que le hicieron resurgir de sus cenizas.

Estos días vuelve a hablarse de Mickey Rourke, debido al León de Oro que ha ganado The Wrestler, una película protagonizada por él en la que da vida a un boxeador en la decadencia de su carrera al que obligan a retirarse, y que inicia una relación sentimental con una bailarina. Un papel a la medida de este actor que merece otra oportunidad para seguir adelante, y al que seguro que le están esperando interesantes proyectos, como la segunda parte de Sin City.

Imagen: iwatchstuff.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018