Excite

Paris se libra de la cárcel en Dubai

Como ya nos tiene acostumbrados la heredera de la lujosa cadena de hoteles Hilton, Paris ha vuelto a dar de qué hablar. Puede que no le haya sentado muy bien su repentina ruptura sentimental con el bueno de Doug Reinhardt, porque la soltera de oro ha decidido hacer oídos sordos a cualquier tipo de estímulo que provenga del exterior de su pequeño mundo rosa. Y este capricho casi la lleva de patitas a galera.

En pleno rodaje de la próxima temporada de su serie televisiva Mi nueva mejor amiga, Paris Hilton ha remolcado a toda la troupe de cámaras nada más y nada menos que hasta Dubai, en busca de la fiel compañía de alguna que otra samaritana.

Qué pena que hasta el momento lo único que haya encontrado Paris sean problemas. Y que no fuera porqué nadie le avisó de que en Dubai las cosas no pintan muy bien para las descocadas como ella. Sólo se le ocurre a Hilton, después de una multitudinaria rueda de prensa para anunciar su flamante llegada y su amor por las costumbres de Oriente Próximo, presentarse en playas dubaitíes con un traje de baño hiperminúsculo. Tan pequeño como su escasa lucidez, que entonando un porque yo lo valgo se pasó por el forro del bikini el no tomar alcohol o el vestir lo más discreta posible para no cabrear a los jeques. De ahí que sus paseos ligeritos de ropa provocaran a las autoridades locales, hasta el punto de querer encerrarla en el más oscuro de los zulos por escándalo público.

Menos mal que Paris Hilton cuenta con un equipo de abogados probado a base de infartos, que consiguieron librar a la rubia de una romántica velada en la prisión de Dubai. Quizá en su próximo destino, Arabia Saudí, no tengan tanta santa paciencia.

Imagen: iammeyouarenot.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019