Excite

Pesadilla en la Cocina temporada 7 ¿qué pasó con los restaurantes?

La temporada 7 de Pesadilla en la Cocina fue la última en emitirse del programa que protagoniza Alberto Chicote y por lo que parece podría tardar en llegar la próxima, puesto que el coronavirus ha castigado seriamente al sector de la hostelería y, hasta que la situación no dé un vuelco, grabar el programa no sería posible, ya que los restaurantes no pueden mostrarse tal y como son hasta entonces.

Mientras que esperamos con ansias la llegada de una nueva temporada de Pesadilla en la Cocina repasamos cómo les ha ido a los protagonistas de la anterior, centrándonos en descubrir cuáles han cerrado y cuáles siguen abiertos.

    Foto: Atresmedia

Mosto Tejero

Uno de los episodios más emblemáticos de Pesadilla en la Cocina, no solamente de esta temporada sino de toda su historia es el del Mosto Tejero en Jerez de la Frontera, en Cádiz, donde el chef madrileño conoció a Juan, un dueño como tantos otros más preocupados en pasárselo bien con sus amigos que en sacar adelante su negocio.

Lo cierto es que, en esta ocasión, Alberto Chicote no tuvo el éxito esperado y el establecimiento está cerrado permanentemente, algo que según el propietario del mismo en declaraciones posteriores, se debe en parte a que el cambio del menú no tuvo el éxito esperado, ya que la clientela potencial seguía siendo la misma de siempre, acostumbrada a platos mucho más tradicionales de los propuestos por los asesores del programa.

El submarino

En Sant Boi de Llobregat, Barcelona, encontramos a otro dueño muy particular con otros intereses además de la cocina, en este caso la realidad virtual. Hablamos de Manuel Rojas, propietario de 'El Submarino' una suerte de food truck en el que la calidad de su comida naufragaba, desesperando a un Chicote que además tenía que lidiar con problemas familiares que entorpecían la marcha del negocio.

En este caso, el resultado es incierto, ya que aunque Manuel ha declarado que tras la emisión del programa ha tenido un éxito notable, una serie de problemas de salud le han obligado a dejar el futuro de 'El Submarino' en suspense, siendo afectado también por la crisis del covid-19, en tanto en cuanto este modelo de negocio depende mucho de fiestas locales y otras celebraciones que ahora mismo están suspendidas.

Taberna Lolailo

Uno de los capítulos en los que más enfadado hemos visto a Chicote a lo largo de la historia del programa es en el protagonizado por la Taberna Lolailo, en el que las dueñas y empleadas del establecimiento no solamente no se tomaban en serio su trabajo, sino que disfrutaban de lo lindo haciendo bromas sobre un chupito de la casa al que llamaron 'mamadita'.

Chicote poco pudo hacer para salvar este local en Valencia, que cerró en mayo de 2018, según anunció la propia taberna en su cuenta de Facebook. A día de hoy, según muchos usuarios de redes sociales que conocen la zona, ya no queda rastro de la reforma realizada por el equipo de Pesadilla en la Cocina.

La madrina

El último episodio emitido de Pesadilla en la Cocina -omitimos sus constantes reposiciones en 'Mega'- es el de La Madrina, en Madrid, donde Chicote tuvo que lidiar con el fuerte carácter de Mónica, quien luego le confesaría la causa del mismo: un duro pasado del que todavía tiene secuelas.

La Madrina es de los pocos restaurantes de la temporada 7 de Pesadilla en la Cocina que a día de hoy sigue abierto, y es que el equipo de Chicote no solamente realizó una espectacular reforma, sino que dejó un gran recuerdo en el equipo del restaurante, tal y como han recordado en entrevistas posteriormente concedidas.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2021