Excite

Polanski rompe su silencio y arremete contra las autoridades judiciales de Los Ángeles

El famoso director de cine franco-polaco Roman Polanski, ha roto su silencio tras numerosos meses sin hacer declaraciones, para denunciar la situación en la que se encuentra debido a la demanda de extradición de Estados Unidos en su contra por un caso judicial que data de los años 70, y que mantiene el cineasta en arresto domiciliario en su propiedad de Gstaad, en Suiza.

Polanski que ha aclarado su opinión acerca de todo lo sucedido desde que fuese detenido en el aeropuerto de Zúrich el 26 de septiembre de 2009, cuando se dirigía a recibir un homenaje por el conjunto de su trabajo, explica que si no ha realizado declaraciones con anterioridad ha sido por respeto a las autoridades judiciales, pero que tras observar cómo pasa el tiempo sin una solución, ha decidido pedir que se le trate como a todo el mundo.

Según el comunicado oficial publicado en la página web de literatura y cultura que dirige el pensador y amigo del director Lévy, Polanski admite que si bien es cierto que hace 33 años se declaró culpable del delito que se le imputó por mantener relaciones sexuales con una menor de 13 años, también lo es que pagó por ello con una pena de 42 días en la prisión estatal de Chino (California) tal y como se fijó en el acuerdo de la sentencia.

El cineasta, que añade que si se marchó de Estados Unidos fue por culpa del cambio de opinión del juez, que tras su puesta en libertad consideró que el tiempo pasado en la prisión no había sido suficiente, asegura además, que si el tema ha vuelto a salir a palestra tras 30 años ha sido sólo por el orgullo herido de las autoridades judiciales de Los Ángeles, que se sintieron atacadas y decidieron pedir su extradición a Suiza debido al documental que una joven cineasta hizo del tema, donde dejaba claro que Polanski se había ido del país por no recibir un trato equitativo.

Imagen: aryanews.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017