Excite

La audiencia de Gran Hermano expulsa, por segunda vez, a Rubén

Tras varias semanas en las que el tedio parecía haberse instalado en el plató de la gala de Gran Hermano, la de anoche fue una de ésas que son capaces de elevar los picos de audiencia del programa hasta límites insospechados.

Y todo porque la audiencia decidía volver a poner en la calle a Rubén por segunda vez, apenas tres semanas después de haberle concedido una segunda oportunidad en la repesca. Pero parece que el gaditano no ha sabido aprovechar la coyuntura y el público ha visto claro que el concursante puede dar mucho más juego fuera de la casa de Guadalix.

Así, a su llegada al plató sucedió justo lo que era previsible: Cara de sorpresa y desconcierto ante una Chari impasible que no se le levantó ni tan siquiera a saludarlo. Todo ello en mitad de un fuego cruzado entre suegra y nuera que Mercedes Milá se encargó de avivar convenientemente. La rubia ya había dicho semanas atrás que lo suyo con Rubén estaba más que enterrado pero, claro, para el ex concursante era la primera noticia con la que se encontraba a su vuelta a la realidad.

Respecto a las polémicas imágenes con su amiga Marta, el gaditano se esforzó en quitarle hierro al asunto si bien están aun demasiado frescas en la memoria aquellas otras con las que se crucificó a su novia meses antes por unas escenas más que parecidas junto a Óscar y Julio.

La noche terminó con lágrimas. Las de Chari y Rubén al darse cuenta de cuánto daño ha hecho el reality a su relación. Y con una Milá con mal sabor de boca, tal como ella misma aseguró, ávida de que el reencuentro de la pareja, que llegará, se produzca en sus dominios.

Por lo demás, los nominados de la noche fueron Marcelo, Laura, Lydia y Dámaso. Habrá que esperar a la próxima semana para ver quién será el siguiente expulsado de Gran Hermano 12.

Imagen: telecinco.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017