Excite

Sorpresas y emoción en la XXII edición de los Goya

Anoche fue la gran noche del cine español, la entrega de los Premios Goya. En su XXII edición, la gala de los premios Goya decidió romper con las previsiones, y aunque se caracterizó por la emoción generalizada de los premiados, la nota general fue la sorpresa, que no llegó a solas para ‘La soledad’, y que se proclamó vencedora en las tres categorías a las que optaba (mejor película, mejor dirección y mejor actor revelación).

Aparte de 'La soledad', la otra triunfadora de la noche fue ‘El orfanato’, que se llevó siete de las catorce categorías a las que optaba. Sin embargo no se encontraba entre estas siete la de mejor actriz para Belén Rueda, ya que fue Maribel Verdú, con ‘Siete mesas de billar francés’, la que se hizo con el Goya, una deuda que la academia tenía desde hace años con la actriz y que por fin vio recompensada su carrera.

Galería: La XXII edición de los Premios Goya

Decepción, en parte, para ‘Las trece rosas’ que se hizo con cuatro de las catorce nominaciones a las que optaba.

En la categoría de mejor actor venció Alberto San Juan, por ‘Bajo las estrellas’, quien dedicó su premio al otro gran candidato, Alfredo Landa, que recibió ayer el Goya de honor de manos de sus compañeros y amigos Miguel Rellán y José Sacristán. Landa protagonizó el momento más emotivo de la noche, en el que los nervios y la emoción le impidieron pronunciar un discurso coherente. Sus entrecortadas palabras de agradecimiento fueron, no obstante, fuertemente aplaudidas por un público entregado.

La gala volvió a ser conducida por Corbacho, que llenó de humor los Goya con sus constantes bromas a Belén Rueda, a la que llegó a llamar Belén Esteban, y su imitación (con peluca y pistola) de Javier Bardem, que fue uno de los grandes ausentes de la noche, además de Pedro Almodóvar, José Luís Garci y Woody Allen.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019