Excite

Un supuesto escupitajo de Aída a Kiko Rivera marca el inicio de 'Supervivientes'

Las playas hondureñas de Cayos Cochinos acogen desde ayer a los concursantes de la edición de Supervivientes más polémica que se recuerda: 10 famosos que convivirán en Cayo Paloma y seis anónimos que lo harán, de momento, en un barco.

De hecho, desde el minuto uno de emisión cada uno de los participantes ha hecho justo lo que se esperaba de ellos: Aída Nízar ha protagonizado la primera gran bronca del grupo, con escupitajo a Paquirrín incluido; la stripper Tatiana Delgado ha dejado ya ver sus pechos sumergida en barro; Kiko Rivera no ha dudado en arrimarse a las chicas más explosivas del programa; Toni Genil se ha bajado los pantalones; y Rosa Benito ha llorado, rogado, e incluso, suplicado que no la tiraran del helicóptero –sin conseguirlo, claro está-.

Con Jorge Javier Vázquez como maestro de ceremonias y la magnífica Raquel Sánchez Silva haciendo de partener en la isla, comenzaba ayer el reality de Telecinco que, todo sea dicho, no solo conseguía una cuota de pantalla superior al 26% de share sino que lograba situar el programa entre los temas más seguidos a nivel mundial en Twitter.

Pero no todo fueron alegrías en la noche de ayer. Y es que la convivencia en la isla se prevé más que complicada y eso que aun no se ha empezado a pasar hambre. Aída Nízar contra el mundo, como suele ser habitual en la ex gran hermana, promete crispar los nervios del más pintado. Tanto que más de uno deseó en su fuero interno que, tras el salto del helicóptero, la colaboradora no saliera a flote.

No obstante, la estancia de Aída en la isla pudiera ser breve ya que ella y el atleta Reyes Estévez están nominados para abandonar el concurso el próximo jueves. Eso si la organización de Supervivientes no decide expulsarla antes por el episodio del supuesto escupitajo a Kiko Rivera, claro.

Imagen: telecinco.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017