Excite

Tatiana y Siscu, liados en el lavabo

Las hormonas de los concursantes de Gran Hermano 11 están pasadas de rosca. Lo más extraño de todo es que, por primera vez, los protagonistas del nuevo episodio tórrido y sexual del concurso no son Indhira y Arturo, que ya nos tienen acostumbrados a sus capítulos diarios de mete-saca. Esta vez han sido la rusa y el de Hospitalet los que se han metido la lengua hasta la campanilla. Tatiana y Siscu se han liado en el lavabo de la casa, un sitio de lo más íntimo para rebajar tensiones, y lo cierto es que ninguno de los dos debería librarse de las reprimendas.

A Tatiana se la podría acusar de estratega, de no saber a quién arrimarse para seguir manteniendo su candidatura en el concurso, de intentar que a Toscano se le tiñan los ojos de un color verde envidia y de saber muy bien de qué pie cojea cada uno. Lo mismo podría suceder con él, que después de haberse pasado toda una semana tonteando y toqueteando a Melanie ahora se ha decantado por la otra rubia de Gran Hermano 11. Y es que Tatiana y Siscu se morrearon después de una de esas fiestas que a menudo les organiza la dirección del programa, aunque el flirteo entre ambos no pasó de los besos en el punto muerto del lavabo que tanto nos han dado a conocer Arturo e Indhira.

La que no está para sonrisas, sino más bien para lágrimas, es Carolina, que no ha podido aguantar la presión de haber nominado a Laura con tres puntos y ha roto a llorar delante de ella. Se siente culpable por no haber meditado mejor a quién repartía sus votos y no le gusta nada el juego en el que se está metiendo. Laura no ha podido más que consolarla, aunque ni por asomo se ha atrevido a contarle que también ella la ha nominado, con dos puntos.

Tatiana y Toscano se dan el lote en el lavabo

Imagen: telecinco.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019